Librería y editorial en prácticas

    La épica de las estrellas matutinas

    (Escritor)

    Es esta una novela sobre la inmoralidad de las dictaduras y sus dictadores. Las dictaduras son diferentes entre sí, pero su grado de ensañamiento se suele justificar, por lo común, mediante el razonamiento de que la violencia la han ejercido ciertos hombres con ejército contra otro pueblo. En Albania, los comunistas que masacraron a un pueblo desarmado, aun en tiempos de paz, más que cualquiera de los ejércitos de ocupación de la Primera y Segunda guerras mundiales, eran albaneses. Encarcelaron a decenas de miles, internaron a centenares de miles, expropiaron a millones de personas. Esta «aterradora catástrofe, este terrorífico terror», como diría el poeta Lasgush Poradeci, sucedió en un país muy pequeño, a un pequeño pueblo, a cargo de un ejército de albaneses contra albaneses. 

    Rudi Erebara [Extracto del prólogo]

    Una novela “contra la inmoralidad de las dictaduras y sus dictadores" galardonada con el European Union Prize for Literature 2017

    El 16 de octubre de 1978, durante las celebraciones del 70º aniversario de Enver Hoxha, gran dirigente del Partido del Trabajo de Albania, un diluvio nada propiciatorio destiñe la pintura roja de pancartas y banderolas con las consignas dedicadas al día jubilar, inundando Tirana con un reguero de agua mezclada con «la sangre de los mártires de la revolución comunista albanesa». Este hecho aparentemente intrascendente, sumado a la elección ese mismo día del nuevo papa de Roma, el cardenal polaco Karol Józef Wojtyla, es visto por los Servicios de Seguridad del Estado como un complot disfrazado de casualidad, como un sabotaje en plena línea de flotación de la guerra ideológica, coincidiendo justamente con la ruptura con la República Popular China. 

    La orwelliana maquinaria de represión que los órganos competentes, en un rapto de patetismo revolucionario, ponen en funcionamiento para desenmascarar y castigar al «enemigo interno», encuentra su cabeza de turco perfecta en uno de los trabajadores de la empresa de decoración del espacio público de la ciudad: el pintor Edmond/Sulejman, desclasado descendiente de una familia musulmana y capitalista, amén de cornudo, divorciado y bebedor. Imposibilitado bajo el yugo de la sospecha y el miedo a la delación, en su vertiginoso desdoblamiento entre lo cotidiano (Edmond) y lo abisal (Sulejman), el pintor deposita todas sus esperanzas de rehabilitación en la realización de un gran lienzo titulado La épica de las estrellas matutinas, que el Gran Dirigente deberá destacar en la inauguración de la próxima exposición en la Galería Nacional de las Artes… 

    Esta novela, inspirada en el caso del pintor Edison Gjergo y su cuadro homónimo, ganó el European Union Prize for Literature 2017. Su autor, Rudi Erebara (Tirana, 1971), la ha definido como una obra escrita contra «la inmoralidad de las dictaduras y sus dictadores».

    Escritor
    Colección
    El mosaico de Europa: Reinos desaparecidos
    Número en la colección
    11
    Materia
    FBA : Ficción moderna y contemporánea: general y literaria, JPVR1 : Secuestros políticos, encarcelamientos, desapariciónes y asesinatos, 1DXA-AL-T : Tirana
    Idioma
    • Castellano
    Editorial
    Ginger Ape Books&Films
    EAN
    9788412462203
    ISBN
    978-84-124622-0-3
    Depósito legal
    AL 3848-2021
    Páginas
    668
    Ancho
    14 cm
    Alto
    21 cm
    Edición
    1
    Periodo
    3MPQ-DE-J : 1945-1990 (época de la Guerra Fría)
    Nivel de lectura
    General / Adultos
    Fecha publicación
    24-12-2021
    Rústica cosida con solapas
    24,90 €
    IVA incluido

    Sobre Rudi Erebara (Escritor)

    • Rudi Erebara
      Rudi Erebara (Tirana, 1971) es pintor, poeta, novelista y traductor. Antes de dedicarse a tiempo completo a la escritura se graduó en la Academia de Bellas Artes de Tirana y ejerció como analista político, periodista y editor en varias cabeceras de prensa. Es autor de los libros ... Ver más sobre el autor

    Reseñas

    • Una novela terrible y quisiera decir que hermosa, aunque no me atrevo a calificarla así, con Dante y Kafka como trasfondo o referencia literaria y el pintor Edison Gjergo (1939-1989) como referencia artística. El cuadro más famoso de este pintor, hoy en el museo de Tirana, da título a la novela y es este pintor quien se esconde tras el personaje protagonista de la novela, Edmond o Sulejman; con esos dos nombres, el adoptado Edmond, como modernizador, y el de infancia y juventud, Sulejman, que hace alusión al origen familiar, va luchando el héroe contra sí mismo y contra un estado y una sociedad opresores que le van poco a poco estrangulando. Desde el arranque de la novela se sitúa el inicio de la acción con precisión: el 16 de octubre de 1978, día del cumpleaños del dictador albanés Enver Hoxha (1908-1985). Y desde ese arranque mismo se da el tono sórdido, oscuro, agobiante, opresivo – terrible, al fin – de todo el largo texto novelístico: “Edmond abrió la botella de fernet aún con las alubias y el pan en la boca. Llenó el vaso. Eructó.” Omnipresente el alcohol – fernet, raki, cerveza – o el café y el tabaco en un ambiente de desconfianza y temor a todos los niveles de una sociedad que se espía y se delata a sí misma por los menores detalles de la vida cotidiana que pueden convertirse en error o crimen político, con la sombra del dictador lejano e inasequible, pero omnipresente al mismo tiempo a través de los militares, la policía, la temible Sigurimi… o los propios vecinos y conocidos. El único consuelo del artista pintor es su propia obra, la esperanza del reconocimiento, y en concreto de ese cuadro que da título al libro y que hoy es uno de los más notables y conocidos de la pintura contemporánea albanesa.

      Emilio Sola, Archivo de la frontera (01/06/2022)

    Libros relacionados