Librería y editorial en prácticas
    Borromini. Una novela biográfica

    Cómo citar este libro

    «En su novela biográfica, Andreas Bellasi traza un cuadro vital de un gran conocido desconocido» 

    Beat Mazenauer, Aargauer Zeitung 

    «Pero Bellasi no se queda en el retrato narrativo, por momentos melancólico, del ser humano Borromini, sino que despliega todo un abanico de historia cultural de la época así como de las relaciones de poder en la Roma del siglo XVII» 

    Sonntags Zeitung 

    «Al narrar la trágica vida de Francesco Borromini, Andreas Bellasi describe las visiones de su arte y sus obras en una novela biográfica con dosis de suspense y una prosa que destila poesía y a la vez gran empatía con el protagonista» 

    Tessiner Zeitung

    Comprar en librerías

    Borromini. Una novela biográfica

    (Escritor)

    Vida y pasión de Francesco Borromini, 1599-1667. 

    En ninguna parte consuelo ni salida, tampoco esperanza. Solo ira ciega y tinieblas. 

    Borromini se perfora las entrañas. Sin embargo, la embestida mortal resulta fallida. Su grito sobresalta y arranca de sus sueños a Massari, al sobrino Bernardo y a Righi. Presurosos acuden los tres a la alcoba. Borromini está arrodillado en su propia sangre. Vive. Pero tiene el estómago herido. De allí mana la sangre y una secreción viscosa. Se sujeta la herida con ambas manos y de nada le sirve. La sangre y el estómago, imposibles de restañar, se le derraman del cuerpo. 

    Llaman al médico, al agente municipal, al confesor. Borromini les declara lo ocurrido para que sienten acta: Tengo esta mi herida desde alrededor de las ocho y media de la mañana de hoy. 

    En la Fiesta de la Magdalena ya me sentía enfermo y por eso no volví a salir de casa. Anoche me vino la idea de hacer mi testamento. Aproximadamente una hora después de la cena comencé a redactarlo y estuve escribiendo con una pluma hasta cerca de las tres de la madrugada. Mi criado Francesco Massari permanecía en la pieza contigua a mis aposentos, pues era su deber vigilarme. Cuando se disponía a acostarse, descubrió que yo seguía despierto y escribía. Como mi luz estaba aún encendida, me llegaron sus gritos desde su habitación por la puerta abierta: 

    Signor cavaliere, vuestra merced tendría que apagar la luz y retirarse a dormir. Es muy tarde ya y el médico quiere que descanse. Respondí que dejaba una luz encendida por si acaso me despertaba durante la noche. Francesco me replicó: ¡Apáguela! Yo la encenderé de nuevo si se despierta. 

    De modo que interrumpí la escritura, aparté el papel en el que había estado escribiendo, y la pluma, y apagué la lámpara y me acosté. 

    Desperté cerca de las cinco o las seis de la madrugada.

    Llamé a Francesco y le ordené que encendiera la lámpara. Me dijo: 

    ¡No, signore

    Al oír aquello, me impacienté de repente. Empecé a cavilar cómo hacerme algún daño corporal en vista de que mi criado se negaba a darme una luz. En eso recordé que tenía una espada en el respaldo de la cama, colgada entre dos velas consagradas. Mi impaciencia por no tener luz se hacía cada vez mayor. En mi desesperación tomé la espada —la mia spada, dice Borromini—, la desenvainé, apoyé la empuñadura contra la cama y coloqué la punta hacia mi cuerpo. 

    Así fue como resulté herido. 

    Caí con tal vehemencia sobre la punta de la espada, que el filo me perforó el tronco de un extremo a otro. Entonces me desplomé con la espada atravesada en el cuerpo, vinieron los dolores y comencé a gritar. 

    Mi criado Francesco se precipitó en el cuarto y abrió la ventana; por fin entró luz, y me encontró de hinojos en el suelo. Él y mi sobrino Bernardo, y Righi, mi buen discípulo, a quien Francesco había llamado, me extrajeron la espada del costado y me echaron sobre la cama.

    Una obra que emparenta, por derecho propio, con la gran ficción biográfica centroeuropea, con cumbres tan brillantes como Stefan Zweig, Emil Ludwig o Hermann Broch.

    La vida del arquitecto Francesco Borromini, nacido en Bissone, en el actual Tesino (Suiza), en 1599 y muerto en Roma en 1667, es la historia de una búsqueda pasional, a veces feliz, las más agitada, tan pronto íntima y elevada como pública y desdeñada, cavilada en el silencio del hogar, en el bisbisear de claustros y confesionarios y desplegada sobre el imponente escenario del Gran Teatro del Mundo; una búsqueda ejemplar de la originalidad, una desbordante creatividad de la que guardan memoria las más rupturistas arquitecturas de la Roma barroca.

    Aunando la ficción con una solida investigación historiográfica, Andreas Bellasi traza un retrato de vida profundamente empático y por momentos melancólico de aquel genio -“quizá el mayor”, como así lo sugiriera sir Anthony Blunt- de la arquitectura del siglo XVII; una “biografía del alma”, de perfiles sugerentes y evocativas escenografías, en la que con fuerza dramática irrumpirá la universal figura artística -esta sí- de Gian Lorenzo Bernini, il vero e proprio regista del Barocco, en un juego de luces y sombras, de espejos deformantes, en el que el celebrado artífice napolitano representará, a la manera casi de un doppelgänger, el papel de antagonista y enemigo del nunca bien apreciado y en menos comprendido Borromini.

    Una obra que emparenta, por derecho propio, con la gran ficción biográfica centroeuropea, con cumbres tan brillantes como Stefan Zweig, Emil Ludwig o Hermann Broch.

    Escritor
    Colección
    El arte de leer y el por qué leo
    Materia
    FC: Ficción biográfica / Ficción autobiográfica, 1DST-IT-TZR : Roma, 6BA : Barroco
    Idioma
    • Castellano
    Otros idiomas
    Editorial
    Ginger Ape Books&Films
    EAN
    9788412168914
    ISBN
    978-84-121689-1-4
    Depósito legal
    AL 282-2020
    Páginas
    224
    Ancho
    14 cm
    Alto
    21 cm
    Edición
    01
    Periodo
    3MGB : Siglo XVII temprano: c. 1600-c. 1650
    Nivel de lectura
    General / Adultos
    Fecha publicación
    02-03-2020
    Rústica fresada con solapas
    9,00 €
    IVA incluido

    Sobre Andreas Bellasi (Escritor)

    • Andreas  Bellasi
      Andreas Bellasi (Zúrich, 1951 - Graubünden, 2013) estudió Periodismo y Didáctica del Lenguaje en Zúrich y se formó en Biblioteconomía y Documentación en Berna. Recibió diferentes galardones por su obra literaria y periodística, entre otros, el Ostschweizer Medienpreis (2001) y el... Ver más sobre el autor

    Reseñas

    • Para la reseña de hoy debemos remontarnos al siglo XVII. No solo eso, sino que también vamos a tener que mantener los ojos bien abiertos, así como la mente, para conocer a un personaje del que todos hemos oído hablar pero del que muy poco conocemos: Borromini. Te suena el nombre, ¿verdad? Pero ¿serías capaz de decirme alguna obra suya? No, el Baldaquino de San Pedro no es de él, es de otro cuyo nombre se parece mucho —Bernini— pero que nada tiene que ver con el hombre que nos ocupa hoy.

      El caso es que yo no suelo acostumbrar a leer libros biográficos y eso es algo que estoy intentando remediar. Me he dado cuenta, sobre todo después de leer Mientras escribo, de Stephen King, que detrás de cada obra hay un autor y que es muy importante conocer aspectos no solo de su vida como artista sino de su vida en general. Así que cuando vi que se lanzaba al mercado Borromini: una novela biográfica, escrita por Andreas Bellasi, no pude resistirme. Aunque tengo que decir la verdad, y es que a mí la vida de este arquitecto no es que me haya llamado la atención particularmente con anterioridad. Aun así, algo dentro de mí me decía que me iba a servir para aprender muchísimo y para pasar un rato agradable.

      Y por supuesto que ha sido así. El autor italiano nos retrata la vida de este arquitecto desde un punto de vista novelesco, quizás hasta con tintes ficticios (sin salirnos de la biografía, por supuesto) que beben de la tradición centroeuropea. Bellasi decide contarnos la historia de Borromini centrándose no solamente en él sino también en algunas de las personas que lo rodearon y que hicieron que su camino fuera posible. Solo de esta manera se puede llegar a entender la obra de alguien en particular, conociendo todo su entorno y el por qué de los motivos de su manera de pensar. Porque aquí está la clave: todos los artistas tienen algo que quieren transmitir al mundo y lo quieren hacer de una forma en particular. No es algo que surja del azar, de la bienaventuranza y la desidia, sino que hay un mensaje, por pequeño que sea, detrás de cada acto que realizan. Y eso tiene un motivo detrás que, normalmente, es muy interesante analizar y tener en cuenta a la hora de ponernos delante de una obra. Por ello, Andreas Bellasi se toma la molestia de darnos esta biografía de uno de los grandes, para que podamos comprender cómo fue su vida y cuál fue el motivo de su obra.

      Por supuesto, nada de esto sería posible sin el trabajo de Teresa Ruiz Rosas, la encargada de traducir este libro y la encargada de que ahora mismo esté entre mis manos. A veces se nos olvida que los traductores son unos grandes artistas y que merecen mucho más mérito del que les solemos dar. Además, aquí hay un extra que añadir y es que el autor Andreas Bellasi no se conforma con darnos una biografía sin más, sino que su libro es también una obra narrativa, con sus recursos intrincados que hay que respetar y que hace más laboriosa la tarea de la traducción.

      En definitiva, Borromini: una novela biográfica es un acercamiento a la vida y obra de ese arquitecto del siglo XVII que muchos tienen en el olvido pero cuya representación, sobre todo en Roma, está más que presente. ¿Me podrías decir una obra suya o todavía no has corrido al buscador para cotillear un poco más sobre él?

      Libros y Literatura

    Contenidos

    Prólogo.............................................................................................. 09 

    Querubines y cometas.................................................................. 11 

    Luna llena......................................................................................... 49 

    Tengo que aprender...................................................................... 79 Erupción............................................................................................ 93 

    Obelisco y dicha fugaz.............................................................. 117 

    Sinusoide y sulfuro.................................................................... 137 

    Una espiral hacia el cielo....................................................... 169 

    Epílogo............................................................................................. 179 

    Observaciones a los capítulos.............................................. 193